“Había una vez un niño al que no le gustaba la noche.

Le gustaban las linternas y las lámparas

y las antorchas y las farolas

y los faros y los resplandores

y las velas y los rayos

y los relámpagos.

Pero no le gustaba la Noche”.

 

En esta ocasión, más que una actividad, os traemos una propuesta que a día de hoy me ha funcionado muy bien para trabajar no sólo con mis hijos el tema del miedo a la noche y a la oscuridad. Este hecho es muy común en los pequeños de la casa, y a veces, no sabemos muy bien cómo afrontarlo o ayudarles. En nuestro caso, el libro de “Encender la noche” resultó ser mágico para poder trabajar este tema. Para ello, decidí dar un giro de 360º en el cuentacuentos y apagamos todas las luces, y nos pusimos a contar el cuento con la única ayudar de una “linterna mágica”. Resultado: gracias a este maravilloso libro con sus impresionantes ilustraciones, descubrimos que sólo cuando es de noche, empieza la magia porque es cuando podemos “encender la noche”.

img_1789-640x480img_1792-640x480

Siempre que realizo este cuentacuentos con niños que tienen miedo a la oscuridad, les regalo a cada uno una “linterna mágica” (se trata de una linterna pequeñita que podéis encontrar en cualquier bazar) que les acompañará por la noche y les permitirá “encender la noche” desde otra perspectiva y sin ningún temor.

IMG_1794 (640x480).jpg

Para reforzar  el concepto de quitar miedos, hemos creado al “fantasma glotón” que se come todos nuestros miedos para que podamos dormir tranquilos y sin preocupaciones. En nuestro caso, dibujamos este y le hicimos un gran agujero en la boca:

img_2648-467x640

y lo hemos colocado encima de la cama. Antes de ir a dormir, le contamos al fantasma glotón qué es lo que nos da miedo, y se lo lanzamos directamente a la boca para que se lo coma y así desaparezcan todos nuestros miedos.

 

Desde el Baúl Mágico os invitamos a que probéis y nos contéis vuestras experiencias.

 

Actividades de cuento: El Baúl Mágico

¡Síguenos en Facebook!

Anuncios